“Pueblo tan Mágico” que la gente desaparece

El 13 de septiembre el cuerpo de un hombre, presunto integrante del Cártel del Golfo, colgaba del puente principal de Tlaltenango de Sánchez Román, a 45 kilómetros de Teúl de González Ortega, en Zacatecas.

En minutos la noticia se extendió por el municipio mezcalero, considerado Pueblo Mágico desde 2011.

Desde entonces y a decir de sus habitantes es “mágico” porque la gente desaparece, es casi imposible encontrar a alguien caminando por la plaza después de que el sol se oculta.

“¿Pueblo mágico? pueblo fantasma, será”, dice Rosa García al tiempo que despacha dos tamales de chile verde. Recibe el cambio con la mano izquierda cubierta con una bolsa de plástico y sigue atendiendo.

A pesar de ser importantes centros turísticos, el crimen en los Pueblos Mágicos es 36.1% más alto  respecto al resto del país, informa Milenio.

 

De acuerdo con datos del 2011 al 2015 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública a nivel municipal, los llamados Pueblos Mágicos registran mayores niveles de criminalidad cuando se les compara con otros municipios.

Según los datos recabados, el robo común, que impacta directamente la seguridad del turista, es 65.6% más alto en los Pueblos Mágicos que en resto del país.

Pasa lo mismo con delitos de alto impacto, como las lesiones, que son 57.1% más altas, los homicidios 43%, los delitos sexuales 37.4% y el secuestro 9.1%.

Delitos más alejados de la esfera turística, como los patrimoniales (fraude y abuso de confianza), y el robo de ganado son 63.5% y 34.6% más altos, respectivamente.

En tanto, en este comparativo, el robo a bancos y el robo a carreteras son 3.4% y 1%, más bajos en los Pueblos Mágicos, respectivamente.

 

Teúl de González Ortega no solo tiene siete destilerías de mezcal y más de 20 marcas registradas con reconocimiento internacional; destaca también en los primeros lugares de homicidios, delitos sexuales, patrimoniales y de robo de ganado registrados entre los 83 Pueblos Mágicos.

Hace cuatro años un grupo de sicarios secuestraron y asesinaron al alcalde de Florencia de Benito Juárez, Fortíno Cortés. Aunque el cuerpo apareció en Huejúcar, el crimen caló muy hondo en el Teúl, donde Fortino era ampliamente conocido.

Teúl de González Ortega tiene dos museos, ninguno de los dos abre los lunes pero en cambio las tres cantinas registran desde muy temprano. En “El Mar”, Silvestre Quintero Flores cuenta que los episodios de violencia no han tocado al corazón del pueblo propiamente, sino los municipios vecinos pero han impactado en la percepción de seguridad no solo de los turistas sino de los habitantes de la región.

“Nos pegó la inseguridad cuando pegó en todo México, en 2011, 2012 pero hoy estamos tranquilos. Ha vuelto la tranquilidad”, dice José Humberto Muro, presidente municipal.

Creado durante la administración panista del expresidente Vicente Fox, el programa de Pueblos Mágicos aglomera a la fecha a 83 asentamientos de probado atractivo turístico y amplia tradición.

Para poder pertenecer al programa, las localidades deben solicitar la incorporación por parte de las autoridades municipales y estatales a la Secretaría de Turismo federal (Sectur), para que estos realicen una visita de valoración para evaluar: la potencialidad del sitio, la conservación de sus atributos simbólicos y arquitectura, su legado histórico y cultural, así como la preservación de usos y costumbres.

Aquellas comunidades que logran el nombramiento por parte de la Sectur reciben recursos del estado en el que residen y de la propia federación, mismos que debe ser destinados para el desarrollo turístico y servicios asociados, preservación y mejoramiento de imagen urbana, reordenamiento del comercio semifijo y ambulante y, en general, al desarrollo económico y social municipal.

Con el nombramiento de 28 nuevos Pueblos Mágicos, son ya 111 localidades en el programa federal

De acuerdo con solicitudes de acceso a la información, tan sólo del 2001 al 2013 se han canalizado a los Pueblos Mágicos 3 mil 295.8 millones en recursos federales, estatales y municipales.

“Es fundamental que se considere el tema de la seguridad, sobre todo en estados con mayores problemas se requiere una mayor atención. Afortunadamente hay muchos Pueblos Mágicos que no requieren una vigilancia tan especial por encontrarse en estados tranquilos, pero si hay algunos donde se debe prestar más atención”, comenta el presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (COTAL), Jorge Hernández Delgado.

El entrevistado refiere que a la fecha no existe un análisis a profundidad del éxito y la derrama del programa en las comunidades, siendo que en muchos Pueblos Mágicos ni si quiera se cuentan con suficientes servicios para el turista, como el hospedaje.

Con la llegada de la administración priista a Los Pinos el nombramiento de más Pueblos Mágicos estuvo detenido debido a un replanteamiento del programa y revaloración de sus integrantes.

Este sábado 26 de septiembre, el titular de la Sector, Enrique de la Madrid, anunció que 28 nuevos pueblos de todo el país serán nombrados Pueblos Mágicos por el gobierno federal y aseguró que las comunidades estará sujetas a una evaluación anual para mantener el nombramiento.

De esta forma serán un total de 111 localidades bajo la marca Pueblos Mágicos.

La mayor incidencia delictiva en los Pueblos Mágicos puede estar influenciada por tratarse de centros económicos activos, una mayor población o por el nivel de criminalidad en las regiones en los que estos se encuentran.

Los Pueblos Mágicos más inseguros dependen de que crimen se esté hablando.

San Pedro Cholula, Puebla, es el Pueblo Mágico donde existe la mayor tasa de robo común por cada 100 mil habitantes; Creel, en Bocoyna, Chihuahua, el delito de homicidios; Tecate, Baja California, las lesiones; Tacámbaro, Michoacán, el secuestro; Bacalar, en Othón P. Blanco, Quintana Roo, los delitos sexuales; Xicotepec, Puebla, el robo en carreteras; Malinalco, Estado de México, el robo a bancos; y Arteaga, Coahuila, los delitos patrimoniales.

Según una muestra de 41 Pueblos Mágicos, en los que se incluyen poblaciones como Sombrerete, Yuriria, Tequisquiapan o Metepec, el crimen en estos descendió de manera importante desde que fueron nombrados como tales en 2012 por la Sectur, comparando el año anterior con los tres años posteriores.

De acuerdo con los datos, a partir de su nombramiento de estos 41 Pueblos Mágicos el robo en carreteras cayó en 72.3%, los delitos patrimoniales en 27.7%, las lesiones en 19.2%, el secuestro en 19.9%, el robo común en 9.9%, los delitos sexuales en 8.6% y los homicidios en 2.1%

En cambio el robo en instituciones bancarias creció en 132.8%, el robo de ganado en 70.7% y otros delitos (amenazas, estupro y otros) crecieron 21.3%.

Para el alcalde panista de Teúl de González Ortega, Zacatecas, José Humberto Muro Cortés, los tiempos de inseguridad han quedado atrás. El municipio ha invertido en seguridad con la adquisición de dos cámaras de video vigilancia y capacitación a sus nueve elementos de la policía quienes deben ser auxiliados por tres miembros del cuerpo de protección civil para hacer frente a sus tareas.

“Probablemente haya algo de abigeato. Son del tiempo que estuvo la inseguridad. Ahora sí hay robos pero aislados. No es de alto valor, de repente abren alguna tienda y se llevan algo pero no de mucho valor”, dice.