Termina la pesadilla de tres gobernadores y un Virrey: PAN

 

 

 

Tuvimos con el PRI un narcogobierno, cómplice de la anarquía de grupos radicales, también corrupto, corruptor e incapaz de recuperar la seguridad, así como la tranquilidad, que defraudó la confianza de los michoacanos; Salvador Jara Guerrero, entrega a la nueva administración un estado con inestabilidad social en un peligroso repunte de la inseguridad, convirtiéndose en el peor gobierno de la historia, aseguró el dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Miguel Ángel Chávez Zavala.

 

“En esta desastrosa administración vimos pasar por las principales áreas del gobierno 3 gobernadores, un Virrey, 5 secretarios de gobierno, 6 secretarios de seguridad, 3 procuradores, 5 tesoreros y múltiples relevos en otras sensibles secretarías del gabinete estatal; afortunadamente termina la pesadilla del gobierno del PRI en Michoacán”, señaló el líder panista.

 

Tras el anhelado desenlace de la administración jarista, el dirigente albiazul lamentó que su periodo haya sido un tiempo perdido, más de un año de culto a la personalidad, de excesos y abusos del poder en el que el gobernador Jara dejó ir la oportunidad de estabilizar a Michoacán luego de ser un perfil académico con las positivas evaluaciones, en el cual “creímos y apoyamos partidos y sociedad civil”, atajó.

 

Luego de catalogarlo como un gobernador del montón, así como de los peores en la historia reciente en la entidad, Chávez Zavala destacó que el déficit que deja el ex rector nicolaita es negativo, ya que los grandes problemas por los que atraviesa la entidad en lugar de estabilizarlos, siguen sufriendo un gran deterioro, muestra de ello es la deuda pública, el desorden financiero en las arcas de Michoacán, además de la seguridad.

 

En este sentido destacó que hasta el último día de la administración del gobernador Jara, las manifestaciones y tomas a dependencias estatales por parte de acreedores, proveedores, empleados de la misma administración, así como ediles de diferentes partidos políticos han persistido como medio de presión para exigir sus pagos.

 

También refirió que el aspecto de seguridad es un punto en el que nada pudo hacer la saliente administración, de muestra, dijo, está el fenómeno de las autodefensas, el aumento de delitos del fuero común como el homicidio, el robo a comercio, de vehículo, a casa habitación y transeúnte, por mencionar algunos.