La CIDH se reúne con ‘Los Otros Desaparecidos’

Integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se reunieron con el comité de “Los Otros desaparecidos”, que un mes después de la desaparición masiva de los 43 normalistas de Ayotzinapa, iniciaron a buscar a sus familiares en fosas clandestinas de Iguala.

La presidenta de la CIDH, Rose-Marie Belle Antoine; el vicepresidente, James L. Cavallaro, y el secretario ejecutivo, el mexicano Emilio Álvarez Icaza, escucharon de Mario Vergara, el representante del Comité y cuyo hermano Tomás está desaparecido desde 2012, que el gobierno federal no los ha escuchado y los reconocimientos de cuerpos encontrados en fosas van muy lentos.

El equipo de la CIDH que viene a México a una gira de trabajo por varios estados, para revisar la situación en derechos humanos del país, acudieron a una zona de fosas clandestinas, de las que “Los Otros Desaparecidos” han extraído huesos, ropa y cabellos de personas enterradas.

Visitaron la colonia Lomas de Zapatero, en Iguala de la Independencia, el primer sitio que la PGR revisó en busca de los 43 desaparecidos y donde hasta el momento han recuperado 18 cuerpos.

Rose-Marie Belle Antoine se trasladó con el equipo hacia ese punto, mientras escuchaba de Mario Vergara que durante este tiempo han recuperado con poca ayuda de los peritos de la PGR que en varias ocasiones han queridos suspender sus búsquedas, 104 cuerpos, y de éstos se han identificado sólo siete.

Mario Vergara, explicó a la CIDH que sus han sido en su mayoría, sin el apoyo de las corporaciones policíacas y sin la tecnología adecuada para la recuperación de cuerpos. “El gobierno tiene todo el equipo pero nos han dejado solos; no tenemos ningún tipo de apoyo para facilitar la búsqueda”.

Los integrantes de la CIDH escucharon en la iglesia de San Gerardo Mayela, en privado, los testimonios de los integrantes del Comité, varios amenazados por continuar con la tarea de recuperar cuerpos.

Vergara, a nombre del equipo, solicitó a la CIDH que los apoyen en la designación de un perito independiente porque desconfían en el trabajo realizado hasta el momento por la PGR; temen que de los siete cuerpos que entregaron a supuestos familiares de desaparecidos, éstos no correspondan a sus seres queridos.