Rusia rechaza haber matado civiles en sus ataques contra EI

En respuesta a críticas de que ataca solamente a adversarios del gobierno sirio, un vocero del presidente ruso Vladimir Putin dijo el jueves que las incursiones aéreas rusas atacan a varios grupos además del Estado Islámico.

Además desmintió versiones de que los ataques rusos hubiesen matado a civiles.

Rusia realizó el miércoles sus primeras incursiones en Siria, en lo que Putin calificó un ataque preventivo contra las milicias. Según el Ministerio de Defensa ruso, 20 incursiones destruyeron un centro de mando del Estado Islámico y varios depósitos de municiones.

Pero funcionarios de Estados Unidos y otros países sostienen que los rusos aparentemente solo atacaban a los grupos opositores que se enfrentan a las fuerzas del gobierno sirio.

“Estamos preparados para dichos ataques informativos”, afirmó Putin en una transmisión en vivo desde el Kremlin. “Las primeras versiones sobre bajas civiles se produjeron antes de que despegaran nuestros jets”.

De acuerdo con The Associated Press, en el Ministerio de Defensa ruso, el vocero Igor Konashenkov dijo que los aviones rusos dañaron o destruyeron 12 blancos en Siria pertenecientes al grupo extremista Estado Islámico, incluso un centro de comando y dos arsenales de municiones. Pero otros funcionarios admitieron que también atacaron otros grupos no identificados.

Konashenkov precisó que aviones rusos Su-25M y Su-25 efectuaron 20 misiones entre el miércoles y el jueves por la mañana e insistió en que no atacaron áreas civiles.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que los ataques del jueves en la provincia central de Hama hicieron blanco en posiciones del grupo rebelde Tajamu Alezzah, respaldado por Estados Unidos, y en la provincia de Idlib, controlada por una coalición de grupos rebeldes. Agregó que Tajamu Alezzah también fue atacado el miércoles.

El vocero de Putin, Dimitry Peskov, dijo a la prensa el jueves que Rusia persigue al Estado Islámico y una “lista” de varios grupos.

Washington y Moscú coinciden en la necesidad de combatir al Estado Islámico, pero no en cuanto a qué hacer con el presidente Bashar Assad

“Estas organizaciones son conocidas y los blancos se eligen en estrecha coordinación con las fuerzas armadas de Siria”, añadió sin dar nombres.

El secretario de la presidencia, Serguei Ivanov, dijo el miércoles que “el objetivo de la operación es solamente brindar apoyo aéreo a las fuerzas del gobierno sirio en su lucha contra el ISIS”, en referencia al Estado Islámico.

Horas después, Putin dijo que Rusia combatiría a las “pandillas de terroristas internacionales”, y a continuación habló del Estado Islámico.

Preguntado el jueves si Putin estaba satisfecho con el desarrollo de la campaña rusa, Peskov dijo que era “demasiado pronto” para dar una respuesta.

En París, el embajador ruso en Francia Alexander Orlov aseguró que los aviones rusos en Siria atacaban a los mismos extremistas que Estados Unidos y aseguró que las críticas de Washington de que las fuerzas armadas rusas no coordinaban los ataques eran producto de una “guerra de desinformación”.

Añadió que los blancos eran instalaciones del Estado Islámico y el Frente Nusra, la filial siria de Al Qaeda, “dos organizaciones terroristas reconocidas como tales”.

Washington y Moscú coinciden en la necesidad de combatir al Estado Islámico, pero no en cuanto a qué hacer con el presidente Bashar Assad. La guerra civil siria, producto de un alzamiento contra Assad, ha causado más de 250 mil muertos desde marzo de 2011 y provocado la fuga de millones de refugiados hacia el Oriente Medio y Europa.

Ahora que se suman los aviones rusos a las incursiones diarias de Estados Unidos y sus aliados, la guerra adquiere una dimensión nueva y peligrosa.

El embajador Orlov dijo que las autoridades rusas advirtieron a las estadounidenses “a través de canales confidenciales” sobre los lugares que pensaban atacar. Señaló que se estaba instalando un centro de coordinación en Bagdad con sirios, iraquíes, iraníes, rusos y de cualquier otro país que quiera participar.

Khaled Khoja, quien preside el grupo opositor Consejo Nacional Sirio, dijo en la ONU que las incursiones rusas en cuatro zonas, incluida Talbise, mataron a 36 civiles, entre ellos cinco niños. No se pudo verificar esta información en forma independiente.

La cancillería de Irán dijo que apoya plenamente los ataques rusos a los “grupos terroristas” en Siria.

La vocera Marzieh Afkham dijo que la “República Islámica de Irán considera que las acciones militares de Rusia contra los grupos terroristas armados son un paso contra el terrorismo y para resolver la crisis actual” en Siria.