Rusia achaca al mal tiempo violación a espacio aéreo turco

El Ministerio de Defensa ruso reconoció que uno de sus aviones violó el pasado sábado el espacio aéreo turco y lo achacó a las malas condiciones meteorológicas, aunque garantizó que ya se han tomado las medidas para que incidentes como ése no se repitan en el futuro.

“El 3 de octubre, al concluir un vuelo de combate y durante una maniobra sobre una zona boscosa de montaña, un avión ruso Su-30 penetró por un corto espacio de tiempo, por unos segundos, en el espacio aéreo turco”, dijo a Interfax el portavoz del Ministerio de Defensa para la operación militar rusa en Siria, Ígor Konashenkov.

El general explicó que la base aérea de Jmeimim, a la que se dirigía el Su-30 tras completar su misión, se encuentra a unos 30 kilómetros de la frontera sirio-turca, y que con determinadas condiciones meteorológicas, el aterrizaje se debe abordar desde el norte, una zona muy próxima a Turquía.