Yemen sufre ataques con cohetes

Tres cohetes cayeron el martes en la ciudad portuaria de Adén, enYemen, y golpearon un hotel donde residen miembros del gobierno yemení en el exilio y dos edificios empleados por las tropas de una coalición liderada por Arabia Saudí, donde murieron al menos 15 personas, según las autoridades.

Nadie reclamó en un primer momento la autoría del atentado contra el hotel Al Qasr, aunque las miradas se volvieron de inmediato a los rebeldes chiíes conocidos como hutíes, y a los que ataca la coalición saudí desde marzo.

Los cohetes se dispararon desde fuera de la ciudad, explicó a Associated Press el portavoz del gobierno Rayeh Badi. Todos los ministros del gobierno y el primer ministro estaban ilesos y a salvo, indicó, añadiendo que el gabinete celebraría una reunión de emergencia por el ataque.

La agencia oficial de noticias de Emiratos Árabes Unidos WAM citó a “fuentes informadas y testigos” no identificados al dar la cifra de muertos, y atribuyó las muertes a rebeldes hutíes yemeníes y sus aliados.

Entre las víctimas había cuatro soldados de Emiratos, indicó el mando general de las fuerzas armadas de los EAU, aunque la agencia oficial de prensa saudí dijo que entre los muertos había tres emiratíes y un saudí. No fue posible aclarar la contradicción en un primer momento.

Entre los muertos también había combatientes yemeníes que luchaban junto a la coalición, indicó WAM.

Fuerzas leales al presidente exiliado Abed Rabo Mansur mantienen la presencia más visible entre las fuerzas de la coalición en Yemen

Los miembros de la coalición saudí han prestado seguridad en el lujoso hotel Al Qasr, y la presencia de las autoridades del gobierno lo ha convertido en un objetivo simbólico para los rebeldes.

Un mensaje en la página oficial de Facebook del vicepresidente yemení, Jaled Bahah, indicó que “dos cohetes” habían atacado el complejo donde se encuentra el hotel Al Qasr, sin dar más detalles.

Bahah se reunió después con responsables militares y de seguridad saudíes y de Emiratos, así como con oficiales yemeníes encargados de la seguridad en el perímetro de seguridad en torno a la ciudad, que fue recuperada este año de manos de los hutíes.

Aparte de las fuerzas leales al presidente exiliado Abed Rabo Mansur, Hadi, Emiratos Árabes Unidos mantienen la presencia más visible entre las fuerzas de la coalición en Yemen. La federación de siete estados tiene unas cuatro mil tropas sobre el terreno, indicó un comandante emiratí el mes pasado, y posee equipo militar como tanques, vehículos blindados de combate y helicópteros de ataque.

El hotel se incendió tras el ataque, según testigos. Todos los testigos y oficiales hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con la prensa.

Yemen lleva meses sumida en combates en los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, y fuerzas leales a un expresidente combaten contra el gobierno reconocido a nivel internacional, que cuenta con apoyo saudí. Al conflicto se suman separatistas en el sur del país, milicias locales y extremistas suníes. La coalición de liderazgo saudí realiza ataques aéreos contra los rebeldes y sus aliados desde marzo.

Emiratos y otros miembros de la coalición ven a Adén, la segunda ciudad más grande del país, como el primer paso para restaurar al gobierno en el poder mientras ellos y sus aliados yemeníes intentan expulsar a los rebeldes de la capital, Saná.