Julio abandonó el Ejército antes de ser normalista: papá

Julio César López Patolzin, uno de los estudiantes desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, era soldado raso pero dejó el Ejército un año antes de ingresar a la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, informó Rafael López Catarino, padre del joven.

Agregó que debido a un accidente que sufrió al participar en las labores de rescate por los estragos que causaron los huracanes “Ingrid” y “Manuel”, su hijo tuvo que abandonar el Ejército.

“En octubre de 2013, tras las contingencias de ‘Ingrid’ y ‘Manuel’, él -en las labores de rescate- tuvo un accidente, pues se cayó de un puente y quedó mal de su cadera. Él me dijo que ya no iba a poder ir a los cerros con su mochila pesada, por lo que decidió entrar a la normal y ya no se presentó en el Ejército”, comentó Rafael López Catarino en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Agregó que el gobierno les dice puras mentiras, pues informó que el día que iniciaron la búsqueda con la Gendarmería en el municipio de Iguala, les pusieron helicópteros, pero para “puro teatro barato”.

El padre de Julio César López Patolzin agregó que debido a una orden del gobierno, “el día de los hechos nosotros quisimos ir a buscar a nuestros hijos y nos taparon carreteras los federales de camino y el Ejército”.

Asimismo, dijo que deberían de investigar al ex gobernador del estado, Ángel Aguirre, quien “hasta la fecha anda suelto paseando, gastándose el dinero del pueblo”.