Éxodo de venezolanos obliga movilización militar en fronteras de Brasil, Colombia y Guyana

La movilización de tropas en Colombia, Brasil y Guyana para resguardar sus fronteras con Venezuela ha añadido tensión a las complejas relaciones del gobierno del presidente Nicolás Maduro con sus vecinos sudamericanos, en medio de un éxodo cada vez mayor de venezolanos que salen de su país para escapar del hambre y la violencia.

Las autoridades brasileñas suspendieron su asueto de carnaval para tomar medidas urgentes ante lo que consideran una emergencia humanitaria de refugiados. El presidente Michel Temer viajará el lunes 12 de febrero a Boa Vista, en el estado de Roraima, para ver de cerca la situación de al menos 40 mil venezolanos que deambulan por las calles y terrenos baldíos en una ciudad de 320 mil habitantes.

El ministro de defensa brasileño, Raul Jungmann, lamentó “el drama humanitario” de los venezolanos luego de recorrer Boa Vista y conversar con autoridades locales que no cuentan con los recursos para hacer frente a la crisis. “Estamos aquí para traer ayuda federal y para reforzar la frontera”, dijo Jungmann.

Brasil duplicará sus efectivos militares en la extensa frontera que tiene 2.199 kilómetros, en la intrincada selva amazónica.

Boa Vista -Brasil despliega tropas en la frontera con Venezuela ante crisis migratoria. El pasado jueves, el ministro de Defensa, Raúl Jungmann afirmó que reubicarían a decenas de miles de venezolanos que han huido al norte de ese país en busca de mejores condiciones de vida.

La gobernadora de Roraima, Suely Campos, advirtió en un comunicado que la demanda en los servicios de salud y educación ha aumentado en un 100 por ciento y que al menos 5 bebés venezolanos nacen a diario en un ciudad.

La presencia militar también ha aumentado en los estados fronterizos con Colombia luego de que el presidente Juan Manuel Santos anunció la necesidad de ampliar los controles fronterizos, el despliegue de 2.100 soldados y la eliminación del permiso de entrada diario al que podían acceder los venezolanos.

Aunque no hay cifras oficiales sobre el número de inmigrantes venezolanos en Colombia, las autoridades calculan que hasta medio millón de personas permanecen en suelo colombiano sin documentos, provenientes del país vecino.

Santos ha responsabilizado a Maduro por la “tragedia” venezolana. “No es culpa de los colombianos, sino de su negativa a recibir ayuda humanitaria que le hemos ofrecido en todas las formas”, acusó el líder colombiano a su homólogo la semana pasada.

Saliendo por donde sea

Hasta el comienzo de la crisis económica en Venezuela, la frontera con Guyana era un territorio prácticamente inexplorado. Pocos venezolanos se aventuraban a viajar más allá de los límites orientales del país, por la ausencia de buenas carreteras en el Esequibo, un zona en disputa terrritorial de unos 160 mil kilómetros cuadrados.

Pero las autoridades guyanesas han alertado sobre el paso de inmigrantes venezolanos por trochas ilegales y anunciaron un aumento de la vigilancia en los pasos limítrofes. El presidente de Guyana, David Granger, dijo la Fuerza Aérea y la Guardia Costera a su mando tomarían medidas para asegurar el control de la frontera.

Pescadores del oriente venezolano realizan largas travesías hasta Guayana y Surinam para vender pargo en puertos extranjeros a precios internacionales, ante la debacle de la moneda venezolana, el bolívar.

Teorías de la invasión

Las movilizaciones militares en los países vecinos a Venezuela para controlar la crisis migratoria ha sido percibida por partidarios del gobierno como una inminente amenaza de invasión impulsada por la reciente gira del secretario de estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, por cinco países latinoamericanos.

Analistas y algunos medios han señalado que el verdadero motivo de la visita de Tillerson a la región fue planificar la “Operación Tenazas” que propiciaría una invasión militar para poner fin al gobierno bolivariano.

“La llegada de los militares del Comando Sur a Tumaco se da luego de la gira del secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson por varios países de América Latina y el Caribe, denunciada como parte de un plan de agresión contra Venezuela”, indicó la cadena Telesur.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó la presencia de efectivos estadounidenses en Colombia y alertó sobre su peligro para Venezuela.

Venezuela ha reaccionado ante el aumento de la actividad militar fronteriza según periodistas especializados.

Hay quienes consideran que no hay motivo de alarma y que se trata de una estrategia del gobierno venezolano para quitar la atención a los verdaderos problemas del país como las reglas y plazos de las próximas elecciones presidenciales y la grave situación humanitaria que será  resumida en el informe sobre Venezuela en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. Yahoo Noticias